Mezcla de líquidos

mixer en

Esta instalación de PL-Sim simula una parte de un establecimiento industrial que tiene la misión de producir y distribuir un compuesto que, en su ciclo productivo, está destinado a ser utilizado en otro sitio. El escenario tiene, como elementos principales, dos depósitos. En el primero, llamado Mixer, se mezclan y calientan tres líquidos distintos que constituyen los ingredientes de la receta. El segundo, denominado Producto, se utiliza para el almacenamiento del compuesto.

El mixer está alimentado por tres tuberías distintas, cada una de las cuales vierte en su interior un ingrediente diferente. Las válvulas y las bombas situadas en estas tuberías, además de los indicadores de nivel y el transmisor de nivel que equipa el depósito, permiten una dosificación cuidadosa de los componentes. Estos tres ingredientes son, respectivamente, de color rojo, verde y azul. La mezcla adquiere un color que está en función del porcentaje entre los distintos líquidos que la componen, según las leyes de la colorimetría. Por ejemplo, si se vierten cantidades iguales de rojo y de verde en el depósito, la mezcla resultante tendrá un color amarillo.

Con la activación del calentador y la verificación del estado del termostato, o con la lectura del valor del transmisor de temperatura después, el compuesto podrá calentarse hasta la temperatura deseada.
Un conjunto bomba-válvula permite el trasvase del producto acabado desde el primero al segundo depósito, donde será almacenado. El conjunto bomba-válvula, a la salida del depósito del producto, sirve para alimentar otras instalaciones de la fábrica que lo utilizan, que aquí no están representadas y que forman parte de la automatización. En el depósito Producto deberá quedar siempre una cantidad de compuesto suficiente para cubrir las necesidades, hasta que se complete un nuevo ciclo de producción.

En la parte superior de la ventana aparece un panel de operador en el que están reagrupados los botones y pilotos para el control de la instalación y la señalización de su estado.
Un último recuadro reagrupa las señalizaciones de estado y las regulaciones de los sensores ON-OFF instalados en los depósitos.

Intenten mezclar los tres ingredientes según unas proporciones predeterminados. Calienten la mezcla obtenida durante un cierto tiempo a una temperatura determinada y trasvásenla al depósito Producto. Estamos seguros de que su fantasía les sugerirá otros modos de empleo posibles.
En sus primeras aplicaciones, no es preciso que utilicen todos los indicadores que están disponibles. Pueden usar tan sólo dos ingredientes, saltarse la fase de calentamiento y evitar la aparición de alarmas. Luego, poco a poco, podrán ir añadiendo estas funciones y otras más como, por ejemplo, la gestión de más recetas.

Deja un comentario

^